Publicado: 25 de Enero de 2018

Por desgracia, son muy habituales las caídas de ciudadanos en la vía pública por culpa de un acerado en mal estado, o por obras en la via que están sin señalizar.

Cuando uno se cae en la calle debido a este tipo de circunstancias, hay que seguir los siguientes pasos para la correspondiente reclamación de una indemnización al Ayuntamiento:

El primer paso es llamar a la Policía Local de forma inmediata, y cuando ésta se persone en el lugar, procurar que los agentes fotografíen los daños y el elemento de la calle que los ocasionó, así estas fotos se incorporarán al informe policial, obteniendo de esta forma un documento público y objetivo que goza de presunción legal de veracidad.

El segundo paso es localizar testigos del accidente para que presten declaración ante los agentes policiales, y obtener sus datos (nombre, dirección y teléfono) para poder citarlos para el expediente administrativo ante el Ayuntamiento, o para un eventual proceso judicial.

Tras estas gestiones, proceda a trasladarse al centro de salud más cercano, por sus propios medios o por ambulancia (según la gravedad de las lesiones), siendo muy importante que en el parte médico se haga constar expresamente que las lesiones producidas traen causa en la caída en la vía pública. 

Finalmente, contratar a un Abogado especialista en reclamaciones para que, una vez recabado el atestado policial y la documentación médica que acrediten las lesiones sufridas y su causa, reclame ante el Ayuntamiento del lugar del accidente la debida indemnización por los daños y perjuicios sufridos.

Se iniciará de este modo un expediente de responsabilidad patrimonial contra el Ayuntamiento competente por el que, tras la instrucción correspondiente, dicho organismo reconocerá o no el derecho a indemnización. En el caso de que el Ayuntamiento no reconozca dicho derecho, deberá presentarse demanda ante los Tribunales de lo Contencioso-Administrativo.