Escríbenos Dónde estamos
Mándanos un mailMándanos un mail
Haz click en:Copiar mailoAbrir mail
Mail copiado
Menu
chat WhatsappTeléfonocómo llegar

Coronavirus y las ayudas a los alquileres.

Publicado: 1 de Abril de 2020

Lo primero que hay que tener claro es que las ayudas del RDL 11/2020 se aplican únicamente a los arrendamientos de viviendas con inquilinos en situación de vulnerabilidad, como consecuencia del Covid-19. Es decir, que no se incluyen los arrendamientos de viviendas con inquilinos que no se hallen en situación de vulnerabilidad , o los alquileres de oficinas o locales de negocio. En resumen las ayudas previstas en el RDL 11/2020 son las siguientes:

- Suspensión extraordinaria de los desahucios, en aquellos procedimientos vigentes cuando se levante el estado de alarma, por un período máximo de 6 meses.

- Prórroga extraordinaria de los contratos de vivienda habitual por un máximo de 6 meses, si lo solicita el inquilino, en aquellos contratos que se extinga la prórroga obligatoria entre el 1 de abril hasta dos meses después de la finalización del estado de alarma.

Moratoria de rentas de alquiler: Hay que distinguir dos supuestos,

1) Si el arrendador es una empresa pública de vivienda o un gran tenedor (titular de más de 10 inmuebles), el inquilino podrá solicitar hasta el día 2 de julio* el aplazamiento temporal del pago de la renta, si no hubiere un pacto previo entre las partes. A falta de acuerdo, el arrendador deberá comunicar a su inquilino, en el plazo de 7 días laborables, su decisión de entre las siguientes alternativas:
a) Reducción del 50% de la renta durante el tiempo que dure el estado de alarma y las mesualidades siguientes, con un máximo de 4 meses.
b) Una moratoria en el pago de la renta que se aplicará automáticamente durante el estado de alarma y las mensualidades siguientes, prorrogables una a una, con un máximo de 4 meses. Dicha renta se aplazará, a partir de la siguiente mensualidad, mediante el fraccionamiento de las cuotas durante al menos 3 años, sin aplicación de intereses.

2) Si el arrendador no es una empresa pública de vivienda ni un gran tenedor, el inquilino podrá solicitar hasta el 2 de julio* el aplazamiento temporal del pago de la renta, si no hubiere pacto previo entre las partes. Recibida la solicitud, el arrendador deberá comunicar al inquilino en el plazo máximo de 7 días laborables las condiciones de aplazamiento o de fraccionamiento aplazado de la deuda que acepta, u otras alternativas. Si el arrendador no acepta ningún acuerdo sobre el aplazamiento de la renta, el inquilino podrá acceder al programa estatal de ayudas transitorias de financiación, como créditos ICO avalados por el Estado o ayudas directas de hasta 900 euros al mes o el 100% de la renta.

(*) Plazo modificado por el RDL 16/2020, de 28 de abril.

haz clic para copiar mailmail copiado